miércoles, 21 de diciembre de 2016

Super Junior Day de Nestlé

El 29 de Noviembre, Nestlé organizó en la Galeria Cosmos de Barcelona un mini evento bajo el título SuperJuniorDay, un evento que constaba de dos partes, bueno tres con el super desayuno.

En la primera parte, hizimos una especie de Quizz, dónde una nutricionista de Nestle nos iba explicando y haciendo alguna preguntilla y si el grupo acertaba, ganábamos un peluche Nestlé. En ésta parte aprendimos el exceso de proteinas que le damos a nuestros peques y, al menos por mi parte, el desconocimiento de las leches de crecimiento, en este caso, la Junior (he de decir que des de aquel día es la que utilizámos con Pol).

Después tuvimos tiempo para desayunar y conocernos un poco. Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejo una foto de la mesa con el desayuno y os hacéis una idea.

La siguiente y última parte, vino de la mano de Isabel Leiva de "Mamá quiero ser blogger" y nos habló de cómo impulsar nuestro blog y cómo poder "vivir" de él.

Fue una mañana entretenida, donde a parte de aprender sobre la nutrición de nuestros peques y cómo poder sacar partido de nuestro blog. También sirvió para conocer a otras mamás bloggers y desvirtualizarlas, así como a las chicas que nos facilitan el contacto con Nestlé.

Una vez más, agradezco a Nestlé el contar conmigo para este evento y espero poder asistir a muchos más.


lunes, 19 de diciembre de 2016

Reseña Bolino: Els amors de la Melissa

En la entrada de hoy os voy a hablar de un cuento de la mano de Boolino, aunque el libro es en catlán y a muchas no so sirva, para la que sois de aquí, es un libro muy divertido y forma parte de la col·lección "Els cacaus d'en Sam".

Aquí teneis un resumen del libro:


Datos del libro

Autores/as
Esperança Sierra i Serra  (8)Xavier Teixidor  (7)
Editorial
Editorial Mediterrània (443)
Idioma
Catalán
Primera edición
2014
Categorías
cuentos de humoraventurascuentosficción
Tags
sant jordisambarcelonamelissaamorcacaus
Os dejo la sinopsis de la editorial (esta en catalán):

Sinopsis

La colla més divertida i esbojarrada de Barcelona ha tornat a ficar-se en un embolic. En Geld, el porquet refinat dels Cacaus, té entre mans un magnífic pla per conquerir el cor de la Melissa, la nina trol de la germana d’en Sam. Podrà seduir-la amb bonics regals? En Geld no ho tindrà fàcil, ja que el personatge conegut que amaga aquest nou llibre és en Roger Coma, que es mostra molt interessat en la Melissa. Creats amb la tècnica amigurumi, en Sam i els Cacaus viuen tota mena d’embolics, que encanten els més petits i fan partir de riure els grans. Esperança Sierra i Xavi Teixidor són els autors dels textos, atrevits i plens d’humor, i Lalala Toys, els creadors dels personatges.

El libro, que como os he dicho forma parte de una col·lección, habla sobre las histórias de un grupo de amigos. Éste en concreto, del amor de Geld y Melissa. Son personajes divertidos y hechos de amigurumi, por lo que los dibujos del libro son divertidos y coloridos.

Pol no sabe leer (tiene 33 meses) pero le encanta coger libros de todo tipo y mirar los dibujos. Con éste se lo ha pasado realmente bien y ha disfrutado muchisimo con sus dibujos.

¡Es sin duda una gran opción de regalo para esta Navidades!
Si queréis más os dejo El enlace al libro para que chafardeéis más sobre él.

Espero que os guste igual que nos ha gustado a nosotros.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Sello de Calidad: Iogolino Suave y cremoso de nestlé

Hoy os traigo otro Sello de Calidad. De la mano de Nestlé y Madresfera, ésta vez os hablo de los fabulosos yogures Igolino.

Supongo que muchas los habéis utilizado con vuestros peques o, al menos, habréis oído hablar de ellos o visto en el super. Son unos iogures que en mi casa no faltan nunca pues al no necesitar frío, son ideales para comer fuera. A eso se le suma, que son ricos en calcio y magnesio (contribuyen al desarrollo de sus huesos), zinc (ayuda a su sistema inmunitario) y que no llevan colorantes ni conservantes.

Son unos yogures super cremosos y suaves, en todas sus variedades, por que no os lo he dicho, pero podéis encontrar muchos sabores distintos y, en sus nuevos formatos, podeís encontrar hasta dos sabores en un mismo park (fresa y frambuesa o plátano y melocotón).

Lo que hemos recibido en casa ha sido:

4 packs de fresa y frambuesa
4 packs de plátano y melocotón

2 natural

2 pera

2 bolsitas de manzana y fresa
2 bolsitas de plátano

No os diré lo que queda pero ¡gran parte ya ha volado! Y eso que Pol ya no los quería, pero al ver que Martina los devora (hay dias que llega a comerse 3), él también quiere, así que éste cargamento nos ha ido genial.

Criterios a valorar:

  • Variedad de sabores: Cómo ya os he dicho hay muchos sabores distintos y, ahora, con los nuevos Iogolino suave y cremoso, puedes encontrar hasta dos sabores en un mismo pack.  Martina de momento se los come todos. Pol el natural es el que más le cuesta pero también llega a comérselo. Punuación: 4 
  • Textura: a simple vista se ven super suaves y cremosos. No os engañaré, yo no los he probado, pero os aseguro que si tuvieran grumos o fueran muy líquidos, Pol no se los comería y éstos los devora. Puntuación: 5
  • Sabor: Cómo os he dicho antes, no los he probado pero oler, huelen muy bien y suave al sabor de lo que sea el iogur así que supongo que el sabor debe ser igual, rico y suave. Puntuación: 3 (por que no sé si realmente saben a la fruta o no, no porque no sepan bien)
  • Facilidad de transportar y llevar fuera de casa: son ideales para comer fuera de casa, además si no te fías de llevar las tarimas, tienes la opción de comprarlos en bolsitas que son más resistentes. Yo llevo cada día la comida de Martina a casa de los abuelos y siempre añado un iogur, o incluso dos si ha de estar toda la tarde, y nunca he tenido ningún accidente (que se haya roto la tarima ni nada por el estilo). Puntuación: 5
Para mi , como ya os he dicho, son de los mejores iogures que podemos encontrar para los más peques de la casa. Son aptos a partir de los 6 u 8 meses y con la variedad de sabores que hay, seguro que encontraís alguno que se adapte a vuestro peque.

Si queréis saber más sobre Iogolino no dudéis en pasaros por Su web

¡Espero que a vosotros os gusten tanto cómo a nosotros!










sábado, 15 de octubre de 2016

¿Lo habéis visto?

¿Habéis visto el altavoz Bluetooth que nos ha enviado Nestlé Bebé?

Han hecho una colaboración con Spotify, una plataforma para escuchar música que en casa utilizamos mucho junto a Youtube.



Y siempre la ponía en el Ipad, por lo que tenía a Pol enganchado a la pantalla. Ahora, con el altavoz de Nestlé (muy divertido con forma de seta y un color llamativo), es la manera más fácil para que Pol juege mientras escucha música, pues ¡¡¡se piensa que la música está dentro!!!




En nestlebebe-spotify.es puedes crear una lista personalizada para tu bebé y adaptarla para la hora del baño, de jugar, de la comida o de dormir.

Cómo ya os he dicho, Pol es de escuchar mucha música, de hecho si me preguntáis por los éxitos actuales no sabría que deciros. Pero preguntame por The Penguins Reggae per Xics, Pica-Pica, Dàmaris Gelabert,... y ¡te canto lo que quieras!



Cómo ya os he dicho, el altavoz funciona con Bluetooth, se carga con un cable USB (que viene incluido), tiene una autonomía de unas dos horas y un alcance de unos 10 metros con el dispositivo que esté conectado.

¿Qué me decís? ¿Queréis uno para vuestro peque?

Pues os lo pongo muy fàcil, sólo tienes que seguir los siguientes pasos y estre todas sortearemos uno.

Hay que seguir TODOS los pasos (se comprobarán):
- Síguenos en una red social Facebook o Instagram
- Compartir la Playlist de tu bebé conmigo
- Nombra a dos amig@s que les pueda interesar (y que sean reales)

Podéis participar en las dos redes sociales y cada dos amigos se contará una participación.

¡Fàcil eh! Pues tenéis hasta el sábado 22 de octubre a las 00h para participar.
Válido a nivel Nacional.

¡Que no pare la música!

miércoles, 12 de octubre de 2016

8 meses de Pol y Martina a tiempo completo

Hoy, día 12, Martina cumple 8 meses. Uff, cómo pasa el tiempo...

Hace 8 meses que me dedico a ellos, a mis dos peques, las 24h del día. A ellos que ocupan todo mi tiempo y sí, sí trabajo, trabajo para ellos, para que sean niños felices, para que puedan pasar el máximo tiempo conmigo antes de empezar el cole. No, no van a la guardería.

Mucha gente me juzga por que Pol no va a la guardería. Según ellos, como es un niño "malo", le iría bien ir. Yo no pienso que Pol sea malo, de hecho, nunca ha hecho ninguna maldad, para mí es un niño inquieto, curioso, que le gusta explorar,... Es un niño que necesita espacio para correr, saltar, jugar, o lo que le apetezca.

¿Sabéis que respondo cuándo me preguntan por que no va a la guardería? ¿No tendrá suficiente des de los 3 años hasta que acabe la universidad o lo que él quiera estudiar?

Y con esto no quiero entrar en polémicas de guardería si o guardería no. Probablemente si tuviera que trabajar (por suerte, gracias al trabajo de mi marido, de momento puedo no hacerlo), iría a la guardería aunque fueran unas horas.

Martina es otro cantar, todavía es mi bebé, un bebé que ya gatea, que quiere chafardear, que investiga por toda la casa, que se lleva a la boca todo aquello que encuentra por su camino. Una bebé que ya quiere ponerse en pie, que intenta cojerse de donde puede para mirar que hay ahí arriba.

Me encanta Martina, es super observadora, lista y siempre tiene una sonrisa en su cara que la hace ser más bonita, si se puede.

Pol siempre será mi primer bebé, mi primer hijo, quién me enseñó a ser madre. Pero Martina, Martina me hace sentir algo especial, para mí es una niña especial. No sé si por las dificultades que juntas pasamos en el embarazo (nada grabe, pero cuando se está ambarazada quieres que tu hijo y tu estéis bien) y el nacer prematura, tener que estar en UCI Neonatos. Ver tan pequeñita llena de tubos, no poder casi ni coserla en brazos y tener que ir a casa a dormir y dejarla allí (muy bien cuidada, pero sin nosotros). Todo ello hace que me sea muy duro separarme de ella. De Pol también, pero no se por que, de ella me cuesta mucho más, me deja un sentimiento de culpa horrible.

En estos 8 meses no os podéis imaginar la de gente que me dice ¿ah, no trabajas?¿que bien no?

No, no trabajo de manera remunerada pero tengo 2 niños que se llevan 23 meses (poco trabajo el que conlleva, irónico, claro), hago de "ama de casa" (lo que puedo y quiero, prefiero jugar, pintar o disfrutar de mis hijos),... Si eso no es trabajar... Sí, muy bien porque hago el horario que quiero y, lo mejor de todo, disfruto de mis hijos al máximo cada día. Pero bien por no trabajar no, yo sí trabajo.

También he tenido que sacrificar mi vida laboral para ello. Buscando trabajos en los que poder compaginar la maternidad no es fácil. De hecho, en una entrevista que fuí a principios de verano, todo iba bien, e incluso ya casi me habían confirmado el puesto, hasta que me preguntaron si tenía hijos, ahí todo cambió y, "evidentemente" no me contrataron. (Después me enteré que no tienen por que preguntarte sobre tu vida personal y menos sobre tu familia, pero si ya está complicado, ponte chula y diles que no le vas a contestar,...)

Des de hace una semana trabajo unas horas un día a la semana y he de deciros que sí, en un primer momento me da lástima dejar a los peques con los abuelos, pero mi cuerpo, y sobretodo mi mente, agradece ese cambio de rutina aunque sólo sean 2-3 horas a la semana. A finales de mes empiezo un máster, viernes y sábados de 9h a 19h, más de diez horas separados, !ya os contaré!

Sí, sé que hay muchas madres que me envidian, pero no por no trabajar, si no por poder disfrutar de mis hijos durante tanto tiempo. Y es que, des de mi punto de vista, si se puede, ¿donde van a estar mejor unos hijos si no es con su madre/padre?

miércoles, 28 de septiembre de 2016

2 años y medio de maternidad

Este mes, Pol ha cumplido 30 meses, o lo que es lo mismo, dos años y medio. Y yo, con él he cumplido dos años y medio de maternidad, de familia, de pensar en tres (des de hace casi 8 meses, en cuatro),... Hace 30 meses que nuestra vida cambió, ni mejor ni peor, cambió.

Nunca hemos sido de salir mucho por la noche pero, en todo ´ste tiempo, habré salido ¿4 veces? (¡¡¡Incluido fin de año!!!!) y de ir a cenar como pareja ya ni hablamos, si vamos a algún sitio cargamos con los niños.

Han sido 30 meses intensos, con alti bajos considerables, sobretodo a nivel laboral (y que aún siguen) pero no me puedo quejar de lo que he podido y puedo disfrutar del peque de la casa. No va a la guarde por lo que estamos 24h al día juntos, (imaginaros el día que nos separamos un rato). 

Pol es un niño agotador, no porque sea malo ni travieso, es un niño inquieto que necesita mucho estar con él, no le gusta jugar sólo y necesita estar tocando y encima de alguien. Cada vez más, es capaz de entretenerse solo (10 minutos máximo, no os penséis que más). 

Cuando nació Martina, la semana que estuvo en la UCI Neonatal, veníamos a dormir a casa, después de estar todo el día fuera y no ver a Pol, lo poníamos a dormir en nuestra cama y...todavía sigue con nosotros. Suerte que duerme toda la noche del tirón, aunque ocupando media cama. El problema lo tenemos a la hora de ir a dormir, no quiere ir si no vamos el papá y yo a dormir con él, y eso significa de media hora a una hora, por lo que casi siempre se va a dormir a la hora que nos vamos nosotros. Eso sí, hasta las 10 de la mañana mínimo, no se despierta. 

Pronto empezaremos a intentar que vuelva a dormir en su cama. Para ello he ido a la biblioteca a por el libro "Dormir sin lágrimas" a ver si nos sirve de algo.

Otro tema que tenemos pendiente con Pol es el chupete. A principios de verano lo intentamos y conseguimos que solo lo utilizara para dormir, pero hará cosa de un mes mes y medio que vuelve a pedirlo a todas horas y si no se lo das monta unas rabietas... A ver si en Navidades conseguimos que se la de a los reyes.

A pesar de todo, Pol es un niño adorable, cariñoso, simpático, adorable y muy amigable. (Qué voy a decir yo, que soy su madre). Lleva muy bien el tema de los celos (o eso parece), al menos de momento y no para de repetir lo mucho que quiere a Martina. 

Son 30 meses de maternidad, casi 8 de bimaternidad y aunque mi vida se ha vuelto loca y ha cambiado 100%, no la cambio por nada. Tengo la mejor familia del mundo y tenemos la suerte de poder disfrutar muchas horas al día juntos, los cuatro ¿qué más se puede pedir?



viernes, 16 de septiembre de 2016

Probamos Nestlé Pijama Leche y cereales con miel

Hace unos días Nestlé contactó con nosotros para infromarnos que nos harian llegar un lote con 5 bi-packs de Leche y cerales Pijama con Miel. A los pocos días, el repartidor trajó el paquete.

Pol es de beber bastante leche (desayuno, merienda y antes de ir a dormir), por lo que la idea me gustó y pensé que sería ideal para antes de acostarse. Él suele tomar leche con cereales y una cucharadita de colacao.  Al ser una leche espesa se la mezclé con leche de la que suele tomar para que quedara más líquida y le añadí un poco de colacao. De cada brick, al principio le sacaba para dos tomas.


Pol es muy como yo, no nos gustan las cosas muy dulces, así que si, algún día le pongo más leche de lo normal, debe notar el dulzor de la miel y no lo quiere, por lo que al final he acabdo utilizando el brick para 3 tomas.

Le dí un par de packs a unos amigos, tiene un hijo de 15 meses y, ¡los debora! Eso sí, el peque no toma biberón y,sus padres la encuentran muy líquida para cuchara, solución, le añaden más cereales. Ellos han quedado muy contentos y siempre me preguntan si tengo más! Han quedado encantados y el peque más.

¿Qué hay que saber sobre Leche y cereales Pijama con Miel?
- Es ideal como cena o para antes de ir a dormir
- Contiene un 80% de leche de continuación
- Contiene cerales, fundamentales en la alimentación del bebé y en el inicio de la alimentación complementaria
- Un brick contiene más del 75% de los valores de referencia para el calcio (desarrollo cognitivo
normal) y el hierro (desarrollo de los huesos)
- Indicada a partir de los 6 meses
- Textura suave
- Práctico formato de 250ml que se puede disfrutar en cualquier lugar
- Se puede tomar caliente o a temperatura ambiente


¿Qué os parece Leche y cereales Pijama con Miel? Yo, como ya os he dicho, me ha gustado, adaptandola un poco a los gustos de Pol (para esto es un poco "especial") y me he guardado unos bricks para, más adelante, probar con Martina (ahora solo hacemos LM, verdura y fruta).

Si queréis saber más no dudéis en pasar por la web de Nestlé e informaros de lo bueno que tiene la Leche y cereales Pijama con Miel. Aquí os dejo el enlace para saber más


Si tenéis la oportunidad, no dejeéis de probar #NestléPijama

lunes, 1 de agosto de 2016

Nos han nombrado....¡SuperMami Bloguera de Neslté!

Hace unos días se pusieron en contacto con nostros por si nos interesaba ser SuperMami Bloguera y, sin dudarlo, aceptamos.


 Para empezar nos han enviado una super canastilla con un montón de productos que nos van a ir de maravilla para Pol (que ya ha deborado alguna que otra cosa) y Martina (que en breve empezamos con la alimentación complementária).  Cómo podéis ver es una canastilla super completa, no falta de nada.


¿Qué productos lleva la supercanastilla?

- Galletas Nestlé Junior tamaño mini. Pol las come des de que cumplió el año. Solas o con leche. Le encantan. Si os fijáis en la foto, la bolsa ya está abierta...



- pack de dos bricks pequeños de leche Nestlé Junior crecimiento sabor galleta maría. Viene con pajita sensory por lo que lo pueden tomar ellos solos sin miedo a que se derrame. Leche Nestlé con Galleta María, ¿buena combinación no?


- iogolino natural, de pera y de plátano. Son los primeros yogures que comió Pol y los deboraba. Cuando los vió se pusó supero contento. Aún no ha comido ninguno pero los deborará seguro. A ver si sobra alguna para probar con Martina.


- dos bolsitas de frutas Naturness: No sé que le pasa a Pol con la fruta ultimamente, se habrá peleado y yo no me he dado cuenta. No consiguo que coma de ninguna manera. Cuando le enseñé las bolsitas no le gustó mucho. Las guardaremos para la peque.


- 6 "potitos" La verdad es que con Pol no llegamos a utilizarlos mucho. Prefería hacerle yo los purés y llevar la comida hecha en casa. pero he de reconocer que en alguna ocasión nos ha sacado de un apuro acercarnos al super o farmacia y comprar alguno. Éstos los probaremos con Martina a ver qué tal nos va. Son todos para a partir de 6 meses, cuando empiezan con la alimentación complementaria. A demás los tarros son de boca ancha, por lo que son más comodos. Están hechos son sal añadida y con productos 100% naturales por lo que tienen un sabor y una textura totalmente casera.


- 2 cajas de cereales. Aunque no soy mucho de papillas, si que añado cereales a los biberones de Pol (y llega a tomarse 3 al día) así que imaginaros la de cereales que utilizamos... Ahora que con Martina hay que empezar con los cereales y los que se zampa Pol, nos vendrán genial para los dos peques. La caja de 8 cereales y miel es a partir de 6 meses (Martina ya tiene 5 y  medio así que en nada puede tomarlos) y la de yogur y cereales a los 8.


- 2 bricks de leche. Junior crecimiento y Energy crecimiento. La junior es la que tomaba Pol hasta hace poco (ahora lleva un timepo que toma la leche de vaca normal) y le gustaba muchísimo, volveremos a ella. La energy crecimineto es a partir de 3 años, esperaremos un poco a probarla.


- 2 bricks pequeños de Nestlé "pijama" leche con cereales y miel. Os hablaré de ella proximamente. 


- caja de leche en polvo. Nidina 2. La utilizaremos con Martina en cuanto empieze con los biberones de cereales. Los primeros días de Martina en la incubadora y mientras yo no tenía leche, se alimentaba de Nidina y le fue genial.


Cómo podéis ver el surtido de productos está super bien y encima con la calidad de Nestlé, ¿qué más podemos pedir?

Os prometo que os iré informando de más productos y novedades que des de Nestlé me hagan llegar y ofreceros algún sorteo con algunos de sus productos.

Si quieres saber más sobre los productos Nestlé, no dudes en visitar su página web  http://www.nestlebebe.es/
Y si quieres saber la opinión de otras SuperMamis blogueras visita https://www.nestlebebe.es/supermamis

Feliz semana a todos y aquell@s que os váis de vacaciones... ¡¡¡qué envidiaaaaa!!! No, en serio, que las disfrutéis muchísimo, ¡os espero a la vuelta!

miércoles, 20 de julio de 2016

Introducción de alimentos con BLW

Martina ya ha cumplido los 5 meses. 5 meses que han pasado volando y, sin darme cuenta, ya estoy dandole vueltas a la introducción de la alimentación complementaria.

Con Pol no tuve problemas, iba sobrado de peso y pude hacer lactancia materna hasta los 6 meses y medio, casi 7. Pero en la última revisión de Martina, el pediatra me recomendó introducir biberón por la noche (cosa que no haré, prefiero despertarme y hacer una toma a media noche) o introducir la fruta, ya que ha subido justita éste último mes.

Mi intención con Martina es hacer blw pues después de la experiéncia con Pol (que aunque no tengo queja, si que le cuesta comer fruta o según que cosas) creo que es una buena opción para aprender a comer de todo y bien.

Cierto es que con Pol algo hizimos sin saberlo. Ahora que empiezo a leer sobre el tema, pienso "Anda si esto lo hacíamos y lo seguimos haciendo".

Para quién no lo sepa la diferencia entre la alimentación autoregulada (blw) y la forma tradicional reside en el orden en que el bebé aprende a comer. Con los purés primero tragan y luego mastican. Con la autorregulada el orden es inverso, primero mastican y luego tragan. Además, es el bebé quién manda en cantidad y aprendizaje. El bebé experimenta y se divierte.

Cierto es que no lo tengo claro todavía, ni cómo empezar ni cómo introducir los alimentos pero nos quedan todavía unos días de margen para seguir leyendo sobre el tema e ir haciéndonos a la idea de que la peque, pronto, será una más en la mesa a la hora de comer.

De momento, compraré una redecilla antiahogo para introducirle frutas para merendar y a ver como nos va.

¿Alguién que me dé consejos? ¿Qué opináis?

¡Os sigo contando en próximos post!

jueves, 7 de julio de 2016

Pol crece demasiado rápido

Des de hace unos días, Pol es cómo tener un loro en casa. Aquello que dices tiene un eco. Muy gracioso pero que repita hasta cuando regañas...

Hacía unos meses que nos extrañaba que Pol todavía no "hablara", tenía su propio idioma.
Abu = coche
Cua = chocolate
Yiya= patín / bicicleta
Pupa = tobogan
Ni-no = ambulancia/policía/bomberos (aquello que lleve sirena vamos)
Y así alguna que otra palabra más, y de ahí contruía su frase, y luego ves tú y entiende lo que te quiere decir.

Ahora es más divertido. Utiliza las palabras correctas y empieza con los verbos, a su manera. Y para más inri, mezcla palabras en catalán y castellano, así que las frases son la bomba.

Creo que ahora está en la etapa más divertida, ha dejado de ser un bebé para ser un "nen petit" (niño pequeño). Mi bebé, ha dejado de ser bebé y eso me crea nostalgia. Recuerdo el día que nació a la perfección y de eso ya han pasado 27 meses, otro embarazo, otro parto y Martina ya tiene casi 5 meses. Lo miro y veo a aquel bebé que ya no es bebé. Han sido dos años intensos, divertidos, donde he cambiado en todos los sentido, sobre todo en la manera de ver la vida.

Cierto es que llevo unos días muy negativa, de ahí, que me haya tomado "unas mini vacaciones" en el blog. Os seré sincera, esa negatividad se ha visto reflejada en las pocas ganas de escribir (mejor dicho de no hacer nada). No sólo no he escrito, se me ha acumulado la ropa (por lavar y por planchar), la limpieza a fondo de casa,... También habréis visto lo poco que he aparecido en instagram o facebook.

A eso le sumamos que Pol está insoportable en su comportamiento. Está desobediente, rebelde, pegón, muerde, le cuesta una barbaridad dormir, no quiere comer (sólo quiere "guarradas"),... Debe ser la manera que tiene de demostrar sus celos, o eso creo yo. Pero como siga así mucho más...acabará con mi paciencia y eso que suelo tener bastante.

No quiero acabar el post sin un reconocimiento a esas madres que
- trabajan 24h al día,
- sin remuneración económica,
- que su tiempo lo dedican a los demás,
- que suelen rechazar o incluso abandonar mejoras laborales
- que limpian, compran, cocinan, lavan, tienden, bañan, cosen, peinan, organizan,....

A todas aquellas madres que dedican su vida a sus familias, ¡Sois las mejores! No dejéis que nadie os haga pensar ni sentir lo contrario.



jueves, 16 de junio de 2016

Operación pañal. Episodio 2

Después de 10 dias con la Operacón pañal en marcha, podemos decir que lo tenemos superado con buena nota, aunque no con matricula.

Han sido unos días muy divertidos. Todo lo contrario de lo que pensaba. Pol ha entendido a la perfección el proceso y cuando nota un poquito de pipí ya te avisa para ir al baño. A veces llegando a hacer solo gotitas.

El tema caca no lo llevamos tan bien. No por el hecho de que se la haga encima si no, porque ha llegado a estar ¡casi 4 días sin evacuar! Pobre, cuando quiere hacer caca, la cara es de pánico. La enfermera (aproveche la revisión de los 4 meses de Martina para comentarselo) me dijo que para ellos, al principio, es como si perdieran algo y por eso, a veces, se aguantan tanto que llegan a hacer bolas de caca que les duele al evacuarla.

Durante estos dias hemos intentado no estar muchas horas fuera de casa o, al menos, ir a lugares donde sabíamos que hay baños. Decidme rara pero no soporto ver como los niños hacen pipí en los árboles (aunque en un par de ocasiones lo hemos tenido que hacer).

Una cosa importante, o al menos para Pol lo ha sido, es llevar calzoncillos que les guste, y animarlos a ponerselos porque son los que le gustan. Él ha elegido de los minions y tortugas ninja, y cuando alguien le pregunta por el pañal, les enseña el dibujo y les dice "bolquer no, minions" (pañal no, minions).

Por la noche seguimos con pañal, pues tiene alguna fuga, aunque si tiene ganas antes de dormirse, nos hace quitar el pañal y ponerlo en el baño. Sólo una vez se ha levantado con el pañal seco, sería casualidad, aunque antes era de levantarse con el pañal que pesaba un quintal.

Las siestas nos arriesgamos y las hacemos sin. Suele dormir una hora hora y media y sólo un día se hizo pipí y fue justo al despertarse que no nos dió tiempo de sacarlo de la cuna-parque. El resto de días se despierta seco y espera a llegar al baño.

Como ya os he dicho, se trata de hacerlo divertido y sobretodo, que se sientan importante y que estan creciendo. No regañar es super importante, pues no nos olvidemos que somos nosotros que hemos decidido quitar el pañal, por el motivo que sea, pero somos nosotros que le decimos a partir de ahora el pipí en el váter.

Y también es importante llevarlo al baño siempre que nos lo pida. Muchas veces nos tomará el pelo o no lo harà porque no le sale. Pero si no lo ponemos, hará que se lo haga encima y el proceso será más lento. Como os digo, nosotros en 10 días, ¡¡¡PRUEBA SUPERADA!!!

Ahora queda la Operación chupete, pero le dejaremos un tiempo, no abusemos...


miércoles, 8 de junio de 2016

Operación pañal. Episodio 1

Hace cosa de un mes que compramos el orinal para empezar a retirar el pañal a Pol (uno sencillo de OKBaby). Estábamos esperando que llegara el calor, y que mejor que ésta semana con temperaturas de 30 grados, para empezar.

Des de que compramos el orinal, de vez en cuando en casa le quitábamos el pañal para que se fuera familiarizando y, yo creo más por casualidad que por otra cosa, hacía algún pipí dentro, pero repito que muy puntual. Normalmente estaba más lleno de juguetes que otra cosa.

El lunes por la tarde, y después de toda la mañana insistiendo que por la tarde no llevaría el pañal, empezamos con la retirada. Antes puse una sabanilla para proteger la zona del sofá donde el se suele sentar, para evitar males mayores (no sé en vuestra casa pero en la mía... ¡¡¡el sofá es algo sagrado!!!)

Le puse unos calzoncillos de los minions (que mi abuela, la bisabuela del peque, le regaló para Navidades, es muy previsora ella...) y un pantalón corto y ale a jugar. Cada media hora aproximadamente, le sentaba en el orinal y le iba insistiendo, ¿Pol pipí? ¿Pol caca? A todo era, ¡pipi no!

Durante la tarde fueron cuatro pipis hechos encima, con el consecuente cambio de ropa y fregona en mano.

Resumen de la tarde: orinal 0 - ropa mojada 4

El martes por la mañana, después de un rato despierto (la primera media hora después de levantarse va medio zombi), le volví a quitar el pañal y le recordé: si vols fer pipi avisa a la mama i el fem al váter (si quieres hacer pipí, avisa a mama y lo hacemos en el váter). Durante la mañana, dos pipis encima con cambio de ropa.

Cada día solemos salir a eso de las 12, vamos a ver a papá, al parque un rato y a buscar a la abuela al trabajo para ir a su casa a comer. El martes, estuvimos en casa hasta la 1, no era plan de estar mucho rato fuera de casa, por si había algún escape. Antes de salir insistí en hacer pipí y no hubo manera.

Por suerte nos dio tiempo de pasar a ver a papá e ir a buscar a la abuela sin ninguna fuga. Pero fue llegar a casa de los abuelos, preguntarle si quería hacer pipí, sentarlo, no hacer nada y, al poner la ropa, hacerse el pipí encima...

Después de comer, pidió sentarse en el orinal, y para sorpresa nuestra, lo que hizo fue caca. Vaya lujo limpiar el culito, y no cuando llevaba pañal (con lo que llega a comer, imaginaros los pastelitos...).

Durante la tarde la cosa mejoró, avisaba cuando tenía pipí, aunque alguna vez no daba tiempo y se lo hacía encima o, por querer hacerlo solo, se sentaba sin bajarse la ropa y, el pobre, me miraba con cara de ¿si me he sentado porque me mojo la ropa?

Por la noche antes de ir a dormir, le puse el pañal, a los 5 minutos, nos pidió que se lo quitáramos para volver ha hacer caca. Nos miramos con cara de incredulidad y si, volvió ha hacer caca. Volvimos a poner el pañal y hasta esta mañana.

Hoy el día ha mejorado, solo 3 fugas en todo el día. El resto en el orinal.

Es muy gracioso cuando empieza a gritar "váter, váter, váter". O cuando le preguntas y te responde "pipí no, caca no".

Lo más importante es no enfadarse con el peque cuando tiene un escape y, sobretodo, animarle cuando lo hace bien. Prepararos para lavar calzoncillos y pantalones o tener un arsenal de ellos. Yo el primer día me dí un hartón de lavar a mano. Ahora después de comprar alguno más, a última hora del día hago una lavadora rápida y para la mañana siguiente ya están secos.

De momento la cosa avanza bien y más rápido de lo que pensaba. En unos días os cuento como hemos acabado con la Operación pañal de Pol.


jueves, 2 de junio de 2016

Mi pequeño gran tesoro

Y siguiendo con los post ñoños...

Ésta semana se lo dedico a él, a mi pequeño gran tesoro. Ése tesoro que apareció por casualidad y que se ha convertido en el centro de mi vida.

Él, que el 23 de Marzo de 2014, hizo que fuera el día más importante de mi vida.

Él que me hizo descubrir el verdadero significado de la palabra mamá.

Él, que me ha hecho descubrir una faceta de mi vida que dudaba en cómo sería y, sobretodo, si sería capaz de abarcar todo lo que significa.

Él, que ha sido mi guía y mi luz para seguir luchando, quién me ha hecho que, estos dos últimos años, hayan sido los mejores de mi vida.

Él, que me arranca una sonrisa cada mañana al despertar y que me dice cada noche antes de dormir "t'estimo".

Él, un pequeño payasete, que en los momentos más duros a sabido si he necesitado una sonrisa o un abrazo.

Él, que es capaz de ser el mejor niño del mundo y en dos segundo transformarse en Daniel El Travieso y sacar lo peor de mi ser.

Él, quién me ha hecho ver que la vida hay que disfrutarla, y junto a él (y papá y Martina) mucho mejor.

Él, a quién ayudo a descubrir éste mundo (con lo mejor y lo peor).

Él, a quién intento enseñar a ser la mejor persona.

Él, con quién me divierto a más no poder.

Él, que me ha hecho descubrir lo mejor del mundo. La Maternidad.

Él, Pol, mi pequeño gran tesoro.

T'estimo fins l'infinit i tornar. No canviïs mai petit.

domingo, 22 de mayo de 2016

A ella, mi pequeña princesa

Martina ya ha cumplido los tres meses. Es una niña muy risueña, dormilona, tragona y se está convirtiendo en un pelín llorona ( acostumbrada a los brazos, no quiere estar sola y llora).
Después de estos tres meses y antes de que se me acabe la baja por maternidad y con un futuro, a nivel laboral, incierto, os cuento varias anécdotas (por llamarlo de alguna manera) de mi embarazo y los primeros tres meses de vida de Martina.

El embarazo, l@s que me seguís ya lo sabéis, fue fácil, exceptuando el primer trimestre que estuvo lleno de vómitos, nauseas y mal estar ( y me pilló en pleno agosto, menudo mes de vacaciones pasé,...). 

En el segundo trimestres y con los vómitos, nauseas y mal estar superados llegó la gran noticia, en la ecografía morfológica de las 20 semanas, detectaron un problema en la formación del riñón derecho de Martina. Y aunque no era grave, se tenía que hacer un seguimiento, de ése riñón y sobretodo del funcionamiento del izquierdo. 

En la semana 24, me repitieron la ecografía morfológica y definitivamente diagnosticaban una displasia renal multiquística del riñón derecho. Y, vuelvo a repetir, aunque no es grave, todo queremos que nuestros bebés estén sanos. Por lo que el resto del embarazo se hizo duro y largo, quería tener ya entre mis manos a Martina y saber que estaba bien. 

Creo que fueron esas ansias las que me provocaron que durante el embarazo, solo me apeteciera comer dulces y aunque me controlaba, el chocolate y demás podían conmigo. Lo que me provocó que el O'Sullivan saliera alterado y tuviera que pasar por la Curva de Glucosa. Cosa imposible pues al beber el líquido al rato lo vomitaba. Después de pasar por el endocrino y tras varios días con controles de glucemia, me recomendaron hacer dieta (con las Navidades de por medio) aunque no fuera una diabetes gestacional confirmada.

El resto del embarazo fue genial. Hacer dieta me sirvió para no ganar mucho peso. Aprovechando las clases para embarazada que daba en el trabajo, me metía con ellas en el agua y también hacía los ejercicios y, algún día, me quedaba a nadar después del trabajo. Sólo nos preocupaba el tema de la displasia y que una posible diabetes gestacional pudiera provocar algún problema en el desarrollo de Martna.

Así nos plantamos en la semana 31 de mi segundo embarazo, y llegó el día de poner la vacuna para la tos ferina. Me provocó una reacción brutal en el brazo (calor, tumefacción y mal estar general). Al día siguiente de la vacuna, tube dos contracciones por la noche. Mi marido trabajando, yo sola en casa con Pol. Me tumbé en la cama aprovechando que era la hora de dormir al peque y se me pasaron. Pero al día siguiente el mal estar seguía y nos fuimos a urgencias.

La sorpresa de los médicos al decirles que todavía trabajaba y que no tenía intención de dejar de hacerlo provocó que me obligaran a hacerlo. No ellos, si no la familia.  Así en la semana 32, dejé de trabajar. Lo que los médicos no sabían era que me cansaba menos trabajando que estando en casa con Pol. Cómo llega a cansar un niño de 23 meses...

El día que me puse de parto ya lo sabéis. Por suerte todo fue rápido y fácil. Lo peor vino a los minutos de nacer Martina, cuando su distrés respiratorio hizo que tuviera que ir a la incubadora. 6 días más tarde estábamos los 4 juntos en casa por fin.

Mientras Martina estaba en el hospital le hicieron una ecografía renal para verificar la displasia renal y, para sorpresa de todos, el resultado fue NORMAL. Yo no me lo creía y, aunque casi toda la familia se alegró, yo seguía reacia. A los dos meses se tenía que repetir. El mes pasado la repetimos y, estando yo presente, y con el médico delante repitiéndome mil veces que sí, que el riñón era normal y que todo estaba bien. Rompí a llorar. Sensaciones contradictorias de alegría y, sobretodo, mucha rabia por lo mal que lo habíamos pasado esos meses, pues nos habían asegurado que era irreversible y que no se podía "curar".

los ojos que me tienen enamorada
La última sorpresa con Martina ha sido su heterocromía (anomalía de los ojos en la que los iris son de diferente color, total o parcialmente). Sí, sí, mi princesa es tan especial que tiene un ojo azul y otro verde-marrón (todavía no definido). Su pediatra, aunque no se moja, nos dijo que se le quedarían así porque son colores muy definidos, aunque hasta los 6 meses podía cambiar. El de la seguridad social, nos dijeron que no sabían que esperáramos hasta los 6 meses. Así que nos quedan 2 meses y medio para saber su color de ojos. Mientras es la princesa más chula del pueblo y sorprende a toda la gente que se la mira.

Mi princesa, es única, lo sé y será una persona importante y sobretodo, muy muy muy especial.

Hoy, se lo dedico a ella, mi pequeña princesa.

sábado, 7 de mayo de 2016

Operación chupete fuera, fallida

Hace días que intentamos quitar el chupete a Pol. Aunque solo tiene 25 meses, el pediatra nos comentó en la última revisión que tiene los dientes un poco hacia delante. Y, aunque no le dio mucha importancia, yo en los dientes y las manos, es lo primero que me fijo en una persona, pues te da una primera imagen de cómo es ( así lo veo yo, no digo que sea así).

Des de Navidades, se dedica a morder los chupetes por lo que des de entonces habrá roto unos...7-8. Así que, cunado el pediatra nos dijo eso, aprovechamos para empezar a reducírselo, cosa imposible, pues lo pide a todas horas.

Para el día del padre, como solo teníamos uno (si, si, a lo loco, sin ninguno de reserva) le regalé al papa dos, uno para Pol y otro para Martina, dedicado de Tutete. A los pocos días, volvíamos a estar con uno solo, pues el de "mi mama es una blogger" también se rompía. 

Entonces decidimos que, cuando se rompiera el de papa, se acababan los chupetes y ya veríamos que pasaba. Pero....Siempre hay un pero...

Esta semana han aparecido actitudes en Pol un poco celosas que hasta ahora no habíamos detectado así que, cuando ayer me dijo :mama a pepe a nino ( que para que se entienda es: mama, el chupete necesita la ambulancia), pensé ya lo ha roto...

Efectivamente, un agujero en la tetina. 

Le dije que no había más chupetes y el enfado fue monumental así que, para no enfardarnos y, sobretodo que la hora de dormir no fuera caótica, me fuí a la farmacia a por un nuevo chupete, que, ya para colmo, tuve que elegir él, pues yo cogí uno solo y él quiso un pack de dos (uno conseguí guardarlo de reserva y si no lo utilizamos ya lo tendremos para Martina).

Al llegar a casa, hizimos un pacto, solo el chupete para dormir. Funcionó un rato, después de cenar ya lo pedía y cansado de tanto insistir lloró, a la vez que lloraba Martina, ella tenía chupete, él no, así que, para no crear más celos, se lo dí.

Hoy chupete todo el día. Ah y sin sujetachupetes, como la bebe. Y para salir a la calle, Pol en la silla de paseo, la bebe en la mochila, su frase ha sido: Pol es un bebe, en la sillita, Martina con la mama (refiriéndose en el fular).

Mucho me temo que los celos están empezando a aparecer...y ¡hay chupete para rato!

Feliz fin de semana

jueves, 28 de abril de 2016

Sello de Calidad: Naturnes de Nestlé

Esta semana hemos probado las bolsitas (con nueva receta) Naturnes de Nestlé  para el Sello de Calidad que ha lanzado Madresfera.

Son bolsitas adaptadas para bebés a partir de 6 meses, 100% naturales con vitamina C, sin conservantes ni colorantes, sin azúcares añadidos (contienen el azúcar natural procedente de la fruta) y son super cómodas de llevar.

Des de hace algún tiempo, que Pol coma fruta se ha convertido en una lucha y con las bolsitas conseguimos que coma algo más, así que, aunque insistimos en que coma fruta natural, de vez en cuando le damos una bolsita. Y él contento porque puede ir de un lado a otro comiendo su postre.

En las bolsitas que hemos probado estos días (nos mandaron 4 de cada), además de la fruta contienen verduras (manzana, zanahoria y mango) y cereales (manzana, plátano y avena). También hemos recibido las de 4 frutas y iogolino de manzana y fresa (ricos en calcio).

Para el sello nos piden que valoremos 3 puntos:


  • SABOR: como ya he dicho, Pol es muy especial con la fruta (del plátano, la pera y la manzana no salimos) así que la de 4 frutas le encanta. La de manzana, plátano y avena le ha costado más comérsela y la de manzana, zanahoria y mango se la comió bastante bien aunque a poquitos. La de iogur... ¡la devora! Así que en cuanto a sabor le damos un 4.
  • TEXTURA: la textura de todas las bolsitas es muy suave, sin grumos ni nada de nada, asi que, a nosotros que somos muy especiales en este sentido, nos encantan. Le damos un 5.
  • FACILIDAD DE USO: Al ser bolsitas se las pueden comer ellos solos, Pol lo hace des de bien pequeñín, así que se las pueden comer en cualquier lugar sin problemas. De hecho, siempre que salimos de casa y no ha comido mucho y sé que me va a pedir algo para comer, cojo una. Le damos otro 5.
Yo he probado el iogolino y he de decir que esta bastante bueno, las bolsitas de fruta no las he probado porque me da un pelín de asquito al fruta triturada pero con el paladar que tiene Pol, si se las come, es que están buenas.

Si queréis más información no dudéis en visitar su página web (http://bit.ly/BolsitasNestleNaturnes)


domingo, 24 de abril de 2016

Ni mejor ni peor, una mamá más

Llevo días ofuscada, negativa, gris, obsesionada con que no lo estoy dando todo, pensando en qué puedo cambiar para que mis hijos crezcan de la mejor manera posible, ¿qué estoy haciendo mal? ¿En qué puedo mejorar?

Todo esto, se está viendo reflejado en el blog, pues ya no escribo semanalmente, pero me podéis seguir en Instagram y Facebook. Aunque a partir de ahora intentaré volver a escribir, mínimo, una vez por semana.

Des de que, por obligación, tuve que coger la baja en el trabajo en la semana 32 de mi segundo embarazo, no dejo de pensar en cosas negativas, debería ser una de mis mejores épocas, pues tengo dos hijos preciosos, pero me obsesiono y todo lo veo gris.

Mientras estaba de baja, me obsesionaba en cómo nacería Martina, si todo sería "fácil" como con Pol o si habrían complicaciones, si ella nacería bien, si yo estaría bien y cómo estaría Pol después de tantos días sin separase de mi. Cómo lo haríamos en el trabajo de papá (es un negocio y los autónomos lo de cerrar unos días lo tienen complicado...). 

Por suerte, para mi, Martina se avanzó 5 semanas. Nació en la semana 35+3, un viernes de madrugada rompía la bolsa ( la historia se repetía). Corriendo hacia el hospital y a las 13:40h nacía prematura con 2'850kg y lo que en principio parecía un parto corto, sin dolor, ni complicación, se convirtió en rezar a la ginecóloga para que alargara mi estancia en el hospital para no tener que separarme durante la noche de mi pequeña princesa. 

Martina nació con distrés respiratorio, lo que hizo que, a los 10 minutos de nacer ( por suerte tuvimos 5 de piel con piel), la tuvieran que llevar a la UCI Neonatos a una incubadora. Y lo que en principio iban a ser un par de horas se convirtió en sonda, vía con suero y antibióticos y una posible intubación si en 24h no mejoraba. Todo esto con ella en la UCI, como ya he dicho, y yo, encontrándome bien, sin que me dejaran levantar de la cama para ir a verla después de 6h de haber dado a luz.

A los dos días, la ginecóloga me quería dar el alta y después de explicarle la situación conseguimos alargar la estancia un día más. Pero lo que papá y yo no queríamos que llegara, finalmente llegó y el lunes por la tarde no pudimos alargar mas el ingreso y a las 21h, después de la toma, cogíamos el coche hacia casa, con su sillita vacía, dejándola en aquel enorme hospital, en aquella habitación con otros bebés nacidos con problemas como ella, con unas enfermeras geniales, pero, en el fondo, nos íbamos con la sensación de dejarla sola y nosotros vacíos.

Eso hizo qué, al llegar a casa después de todo, no quisiéramos separarnos de Pol y durmiéramos con él, en nuestra cama, los tres juntos. El martes, temprano vuelta al hospital, todo el día allí, con la esperanza de poder llevarnos a Martina a casa aquel día, pero no fue así. Por la noche, se repetía la situación con Pol, el cariño que queríamos darle a Martina, lo recibía Pol y volvía a dormir con nosotros.

El miércoles, la historia se repetía, pero al llegar al hospital,... ¡Sorpresa! Martina estaba vestida y empezaban a bajar la temperatura de la incubadora y reducir medicación y aporte de oxigeno. Inconveniente, la bilirrubina subía. Cuando volvimos de comer, ya estaba fuera de la incubadora, pero con la fototerapia...Otros día que volvíamos a casa sin ella. Otra noche que Pol dormía con nosotros.

La sorpresa fue el jueves, al llegar, Martina había mejorado los niveles de bilirrubina, pero estaban justitos, si todo iba bien, el viernes nos íbamos a casa. Viernes.... ¡Horror! Papá tenía que trabajar, los abuelos trabajando y médicos, no teníamos con quién dejar a Pol yo visita con la,ginecóloga,... Después de llorar a la doctora, el jueves por la noche, por fin, no volvíamos solos, ¡Martina se venía a casa con nosotros! 

Salir del hospital con ella fue el derrumbe, una mezcla de tristeza, alegría, relajación, incertidumbre,...cayó sobre  mi, pero al fin, podría abrazar a mis dos pequeños a la vez.

Cuando entró Pol a casa y me vio con la bebe en brazos, su expresión fue....es inexplicable, algo que no se me borrará nunca de mi memoria. En seguida la abrazó y le dio un beso. Abrazos y besos que aún a día de hoy, después de dos meses, le da con dulzura y cuidado. 

Pol a día de hoy sigue durmiendo con nosotros, en nuestra cama. Martina, en su cunita al lado de nuestra cama. Y por suerte, los dos duermen toda la noche sin despertarse.

¿Soy mejor o peor madre por dejar a Martina aquellas noches sola en el hospital?
¿Soy mejor o peor madre por dejar que Pol siga durmiendo con nosotros en la cama?

Para mí, simplemente, soy una mamá más. Criando a sus hijos con apego y bajo lo que yo creo, el amor y el cuidado de mis pequeños.

martes, 12 de abril de 2016

¿Sabeis qué? ¡ #DodotNoCuelga !

Hoy os traigo otro Sello de Calidad, esta vez Dodot y Madresfera nos enseñan la nueva tecnología de los pañales con el hastag #DodotNoCuelga.

Como somos fieles a Dodot, al ver que Madresfera lanzaba este Sello de Calidad, no dudé en apuntarme y, evidentemente, no me equivoqué.

No sé si a vostr@s os pasa pero yo tengo la suerte de que Pol es capaç de dormir 11 horas del tirón (y que dure, por favor) así que necesitamos que le pañal que utiliza sea lo suficientemente bueno para soportar tantas horas y el movimiento de Pol mientras duerme por lo que, sin dudarlo, y des de que nació, hemos utilizado Dodot y puntualmente Chelino.

Es cierto que si algún día ha bebido mucha agua o, por el motivo que sea ha hecho más pipi de lo normal,v se ha levantado con algún escape. Pero ya digo que ha sido puntualmente (quizá en los dos años, han sido 4-5 veces). Lo que si le suele ocurrir, es que la piel le queda humedecida y, por suerte no ha sufrido de dermatitis ni irritaciones, ya que cuando le cambio el pañal aprovecho para jugar con él y dejarlo unos minutos sin pañal para "airear" la piel.

Los nuevos pañales de Dodot acaban de mejorar la única pega que teníamos con Pol y es que gracias a que los nuevos pañales cuentan con tres canales ultraabsorventes que reparten el líquido (y por tanto el peso), no se acumula todo en la zona central y por tanto no hay tanta humedad en la misma zona.

En las siguientes fotos podéis ver como el nuevo Dodot no cuelga después de 11 horas con él puesto.

                
Nuevo
Antiguo

Como ya os he dicho, que un pañal soporte las exigencias de Pol no es fácil (¡eso si que es pasar un control de calidad!) y Dodot lo cumple. Por todo esto con Martina, no lo dudamos y seguimos utilizando Dodot.

A continuación os enseño en imágenes el experimento con el que Dodot nos anima a ver las diferencias (quería hacer vídeo pero con las dos fieras en casa fue una misión imposible):

1. En dos vasos mezclamos agua con el colorante.




2. Vertimos el líquido a la vez en los dos pañales y esperamos unos minutos.



3. Cortamos los pañales y podemos ver la repartición del líquido.




                 
Antiguo
Nuevo



Ésta ha sido nuestra experiencia con los nuevos Dodot. ¿Y vosotros? ¿ A qué esperáis? ¡Provadlos!

sábado, 2 de abril de 2016

¡Pol cumple dos!

La semana pasada, Pol dejó de ser bebé al cumplir dos añitos y se convirtió en "nen petit" (niño pequeño). Mirando atrás recuerdo el día en que nació y no me parece que ya hayan pasados dos años... Que nostalgia de aquel bebé que sólo dormía y comía (llorar, lloraba poco, por suerte).
Al ser un miércoles, lo celebramos el domingo anterior con abuelos, tíos y bisabuelas. Este año como Martina tenía que nacer unos días antes no teníamos planeado celebrarlo como el año pasado con toda la familia (aunque Martina nació un mes antes de lo previsto, seguimos con nuestros planes iniciales).



El año pasado le hice unos banderines, este año quería hacer muchas cosas y de todas ellas lo único que hice fue una corona en el último momento.y he de decir que no quedó mal y como le puse tela de pizarra, nos sirve para otros cumpleaños.


El día fue genial, tuvimos sol, nubes, lluvia y hasta arco iris. Todo ello a los pies de nuestra montaña favorita, Montserrat y con una buena barbacoa y con la mejor compañía, la familia.

Pol se volvió loco con el patín que le regalaron, de hecho desde entonces, no podemos salir sin el. Suerte que va acompañado de un casco y ha entendido que no hay patín sin casco. Se ha vuelvo una extremidad más de su cuerpo, creo que si por él fuera, iría a dormir con el patín y el casco. 

Los temidos dos años han llegado y se ha juntado con el nacimiento de Martina, por lo que las rabietas, los enfados, las travesuras y la desobediencia se han multiplicado. Si a eso le añadimos lo que cuesta que se duerma (a veces nos dormimos antes papá y yo antes que él y ¡nosotros raramente nos vamos a dormir antes de las 12!), ¿os podéis hacer una idea de mi estado de saturación física y mental? Sin olvidaros de las exigencias y necesidades que requiere un bebé de mes y medio.

Estos dos últimos años han sido de lo mejor, Pol es un niño super cariñoso, listo, divertido, simpático,  guapo y, ahora que ya empieza a hablar más, es la bomba lo que te llegas a reír con él. Esperemos que  conforme Martina vaya creciendo, Pol no cambie, ahora se la come a besos y ya ha hecho algún intento de cogerla.

Hablando de Martina, con su mes y medio de edad, ya pesa 4'5 Kg y mide 54 cm...

En el próximo post os hablo de los 6 días que Martina pasó en la UCI de neonatos y sus primeros días en casa.


¡Feliz fin de semana!






viernes, 18 de marzo de 2016

Un mes siendo cuatro y... Seguimos adaptándonos

Ya hace algo más de un mes desde que nació Martina y, a día de hoy, seguimos adaptándonos los unos con los otros y a los ritmos y horarios del día a día por eso tengo un poco olvidado el blog últimamente. Si a eso le añadimos que la semana que viene Pol cumple dos años, ¡me faltan horas al día para todo!

Martina va creciendo y ganando peso muy bien, de hecho, pesa más y mide más que Pol con un mes y eso que nació prematura. Miedo me da pensar en lo grande que puede ser si sigue así... (A principios de semana, en la revisión de los dos años de Pol, la nueva pediatra me pregunto que cuando cumplía los tres años, y yo... ¡si aún no tiene los dos!)

A todos los quebraderos de cabeza hay que añadir el tema de las vacunas y el nuevo calendario vacunal. ¿Porque no, durante el embarazo nos hablan de ello y así ahora, no tendríamos estas preocupaciones? 

Al gasto que supone Prevenar ( por suerte, según dicen a partir de junio-julio será suministrada por la seguridad social aquí en Catalunya), ahora hay que sumar Bexsero. Una nueva vacuna para la meningitis C que según varias fuentes cuesta encontrar en las farmacias y que supone un coste más elevado que Prevenar. 

En este sentido, al de las vacunas, no tengo muy claro que hacer. Así que, seguiremos buscando información por Internet y a ver que sacamos en claro.

Como ya os he dicho Martina está genial. El que está revolucionado, excitado, contestón, enfadón, pegón,... es Pol... Si al hecho de pasar a ser el hermano mayor y dejar de ser el bebé, le añadimos las famosas rabietas de los dos años, el cóctel que tenemos es estresante, agotador y, en ciertos momentos, desquiciante. 

Pol siempre ha sido un niño movido pero, al menos en casa, era controlable y en la calle, o iba sentado en el cochecito o en el triciclo y lo podías controlar. Ahora en el cochecito va Martina y él en la plataforma, el triciclo ha evolucionado y ya no lleva el arnés por lo que sube y baja cuando quiere. Por lo que se hace complicado ir a visitar al papá al trabajo, a la abuela al mercado o ir de compras. La única solución, Martina en fular y Pol en cochecito.

Espero que sea pasajero ( y pase pronto) por que si Pol sigue así mucho tiempo y Martina aprende de él, me quedan unos años todavía para tirarme de los pelos. La parte que hace olvidarme de todo esto son las ganas e insistencia de Pol en darle besos y abrazos a Martina ( la bebé para él), pero también tiene su parte negativa, la quiere coger y la estruja por lo que no puedes quitar el ojo de encima suyo. 

Intentaré escribir post la semana que viene aunque no prometo nada pues es el cumple de Pol y ¡la semana promete! 

Feliz fin de semana y a los que os vais de vacaciones nos vemos a la vuelta de Semana Santa.

jueves, 3 de marzo de 2016

Y...¡nació Martina!

Después de un mes de ausencia, encuentro unos minutos para poder escribir una entrada y explicaros que 5 semanas antes de la FPP Martina decidió que quería conocer mundo.

Hace 3 semanas, la noche del jueves al viernes, se repetía la historia. A las 5 de la madrugada me levantaba de la cama y... ¡sorpresa! había vuelto a romper la bolsa amniótica. Como dato curioso, Pol empezaba a llorar a la vez que noté un pinchazo/patada en la barriga, al levantarme para acudir a su habitación fue cuando me dí cuenta que había roto aguas.

Desperté al papá, me duché, acabé de preparar las bolsas (la canastilla de Martina estaba lista pero nuestras cosas y las de Pol para ir con los abuelos no...), después de una hora salíamos de casa que parecía que nos íbamos de vacaciones. Y no, no íbamos en dirección al hospital, íbamos a dejar a Pol a casa sus abuelos. Yo pensando, un viernes a estas horas de la mañana, entrar a Barcelona, ¡Martina va a nacer en el coche! Pero, antes de llegar a casa los abuelos de Pol, nos iluminamos, ¡Es fiesta en Barcelona! (Santa Eulàlia).

Llegamos a Quirón sobre las 7-7:30 de la mañana, después de la exploración, en seguida me subieron a una habitación pues todavía no tenía contracciones. Sobre las 11, ya había dilatado bastante pero las contracciones no eran suficientes así que me hicieron caminar. Después de unos 10 minutos, ya eran cada 5 minutos y duraban 1 minuto o más, así que me llevaron para la sala de partos.

Una vez allí, llamaron al anestesista y... ¡sorpresa! No tenía analítica hecha por lo que el anestesista no  me pinchaba hasta tenerlas. Eso sí, gracias  a la comadrona en 20 minutos los resultados ya estaban allí y me podían poner la epidural. 3 pujos y Martina ya había nacido.

A partir de ahí, empezó la peor parte de todo. Al ser prematura, tenía un quejido al respirar (concretamente distres respiratorio) por lo que necesitaba incubadora. Y lo que en principio iban a ser 2 horas pasaron a ser 4 días y después de esos 4 días 2 más por ictericia. En esos 6 días, solo 3 pudimos estar con ella ingresados, en mi habitación, pero a partir del tercer día la ginecóloga no pudo alargar mi ingreso y por la noche nos tuvimos que ir a casa con todo nuestro dolor y dejar a Martina allí, muy bien cuidad por las enfermeras de la UCI de neonatos pero al fin y al cabo, sola.

Fueron 4 días muy duros, no podíamos estar con Pol porque estábamos todo el día en el hospital y con Martina, dentro de la UCI entrabamos y salíamos cuando queríamos pero no es lo mismo que cuando están contigo. Eso hacía que cuando llegábamos a casa y Pol estaba con nosotros, no quisiéramos separarnos de él y lo que habíamos ganado a la hora de dormir, durmiendo en su camita, ahora, aún hoy después de tres semanas, duerma con nosotros.

Por suerte fueron sólo 6 días de ingreso y Martina pudo celebrar su primera semana con nosotros en casa. Y aunque es una niña prematura, sus casi 3 kilos y 48 cm hacen que sea una niña super sana y que no necesita más cuidados que los de cualquier otro recién nacido.

Me gustaría agradecer a familia y amigos que nos han respetado en estos días tan difíciles y no nos han atosigado con visitas, cosa que cuando nace un bebé no suele ser así. Y como no, agradecer a los abuelos que han cargado con Pol durante una semana ( y os aseguro que no es fácil, es agotador) y además nos han apoyado y aconsejado en todo respeto a Martina.

A partir de la semana que viene os sigo contando semanalmente sobre nuestra adaptación y la nueva vida siendo 4 en casa, del reportaje de fotos que le hemos hecho a Martina, de la diferencia entre el parto por Seguridad social (el de Pol) y en clínica privada (el de Martina)...

Feliz fin de semana y ¡a disfrutar de vuestros peques al máximo!

La mamá de Pol y Martina






miércoles, 3 de febrero de 2016

Semana 34 de mi segundo embarazo: baja obligada y reposo con un enanode 22 meses

Despues de unos dias de "reposo" obligado volvemos a la carga con el blog.

El domingo de la semana pasada tuvimos que visitar urgencias después de pasar un fin de semana con sensación griposa, mal estar general y varias contracciones ( dos de ellas dolorosas). Después de la exploración y un rato de monitores, la doctora que nos atendió me recomendó reposo, dejar de trabajar y nos dejó caer que me quedaban 4-5 semanas para tener a Martina con nosotros.

Al día siguiente fuimos a buscar la baja ( por primera vez) y al ver como camino, preguntarme sobre mi trabajo y leer el informe, el médico quedó sorprendido de que todavía estuviera trabajando y sin dudar me hizo la baja.

Como consecuencia del reposo los niveles de azúcar, sobretodo por la noche, me han subido, así que el endocrino me hace salir a caminar un rato por la mañana y otro por la tarde. Unos me hacen reposar, otros caminar y yo que no sé que hacer...

A todo esto le sumamos que Pol está como loco, el hecho de estar con él 24h al día, acabar de comer y no irme a trabajar y pasar toda la tarde en casa lo tiene un poco trastocado, como siempre los peques se rigen por rutinas y es ahora, después de 10 días, que empieza a acostumbrarse. Lo malo será cuando nazca Martina y esté unos dias en casa de los abuelos (pobres, que no les pase nada).

Ah, se me olvidaba, a todo esto sin canastilla ni nada preparado... Lo sé soy un desastre pero tranquil@s después de ver las orejas al lobo, ya esta todo listo, a falta del neceser, para cuando llege el momento.

No sé si es el hecho de estar más con él, Pol ha empezado a decir más palabras e intenta hacer alguna frase modo indio. Está para comerselo, que voy a decir yo... Y ya casi que no quiere ir en el cochecito pero llevarlo de la mano, para mi, es más complicado pues se suelta y hecha a correr y en mi estado, con la velocidad que llevo no puedo atraparlo... Para verme correr destrás suyo...

Así que en estas estamos, reposo detrás de un peque de la edad de Pol es un poco complicado. A la que tengo que jugar con él en el suelo, ayudar a recoger juguetes o simplemente cogerlo en brazos, la barriga se queja, se pone dura y un dolor en la zona del pubis y lumbar aparece. Lo cual no sé si son contracciones o no, con Pol no llegue a tener hasta llevar la epidural el día del parto.

Si a eso le añadimos que la gente me dice que la barriga está muy baja des de el sábado... Miedo me da no llegar, al menos, a la semana 37...

Os seguiré informando del final de mi segundo embarazo.

Feliz semana y...¡a disfrutar del carnaval con vuestros peques!

miércoles, 20 de enero de 2016

¡32 semanas de mi segundo embarazo! Recta final...¡nervios!

Ayer entramos en la semana 32 de mi segundo embarazo. Como ya he dicho en otras ocasiones, tan diferente al primero, ni mejor ni peor, diferente.

El lunes tuvimos visita con la ginecóloga, buen susto nos dieron, pues me pasaron a la sala para hacer monitores y yo diciéndole a la enfermera "¿Ya? Es muy pronto ¿no?" y ella me responde "No no, ahora ya cada semana" Yo que no me podía creer, pues recordaba que con Pol no había sido en esa semana si no un mes más tarde, volví a insistir "Estoy de 32 semanas, ¿no es muy pronto?" La enfermera me mira y dice "¿32? Que raro. Bueno ahora lo vuelvo a mirar pero ya que estás hacemos 10 minutos".

 Fueron los 10 minutos más largos de nuestra vida, se me pasaban mil cosas por la cabeza, ya me veía ingresada por cualquier cosa, mi marido de los nervios diciendo "no estoy preparado, no estoy preparado", Pol que quería ver dibujos en el móvil y no hacía más que llorar,... Fueron 10 minutos de estrés máximo.

Vuelve a entrar la enfermera y dice "me he confundido, vístete y pasa con la doctora". No os imagináis lo que se me llegó a pasar por la cabeza, des de montar un pollo monumental por el rato perdido hasta coger las cosas e irme para casa.

Pasamos a la consulta de la doctora y bueno todo bien, com 32 semanas Martina ya pesa 2.060 gramos, por lo que parece que será grande y probablemente el parto sea antes de lo previsto si sigue así.Pero la doctora no le dio más importancia y dijo que en la siguiente visita ya hablaríamos.

Yo he perdido peso gracias a la dieta de la "posible diabetes" que estoy haciendo. Digo posible porque no me lo han confirmado, pero sigo con la dieta y los controles de glucemia diarios. Quien haya pasado por esto sabe de lo que estoy hablando. Un rollo cada día pesar lo que comes, 5 veces al día, imposible acabar con tanta comida al día, al menos yo no puedo.

A todo esto sigo trabajando, no sé cuanto aguantaré pues el dolor de espalda y un fabuloso dolor costal que ha hecho acto de presencia des de hace unos días me estan amargando la existencia en el trabajo. Intentaremos aguantar enero y a partir de ahí ya se verá.

Para no pasar por otro susto, ya tengo la ropita de Martina lavada, solo falta que llegue la bolsa que compré y poder hacer la canastilla, no sea que tengamos que salir corriendo. Bueno, faltan mis cosas, pero el viernes me pongo a ello.

Llevo unos días bastante estresada y he de decir que, así como en el primer embarazo, el parto no me preocupaba, en éste tengo algo de miedo, no sé a qué ni por qué, pero me causa más respeto. Sé que no será como el primero, donde no tuve dolor y aunque fueron muchas horas, no tengo un mal recuerdo de él. Tengo la sensación de que éste, no será lo mismo...(Espero equivocarme).

Pol sigue igual que siempre, un amor de niño, espero que no cambie. Ahora no deja de hablar,a su manera, pero no acaba de lanzarse del todo, pero bueno, ya llegará. Después desearemos que se calle. Cuando lo miro, recuerdo lo pequeñín que era y el sábado ya cumple 22 meses, cómo pasa el tiempo...

Bueno os dejo que si no me pongo ñoña.

¡Feliz semana!

martes, 12 de enero de 2016

De vuelta a la calma (dígase también rutina)

Después de estas semanas de "vacaciones" (lo pongo entre comillas por que vacaciones pocas, estrés y descontrol mucho), volvemos a la carga con el blog y con el resto de rutinas hasta que Martina dé ordenes de aparecer.

Han sido tres semanas donde Pol ha sido un descontrol, ya sea en las comidas, en las horas de sueño, la hora del baño,... En todo vamos. Y la cumbre ha sido el mogollón de juguetes nuevos con los que se ha encontrado, todavía va más loco. Y eso que decidimos que estas navidades serían 2-3 juguetes y el resto ropa...

Imaginaros el descontrol que llegó a tener que fue capaz de dormir del tirón ¡¡¡¡14 horas!!!! Sí sí, como leéis, 14 horas dormidas de 9 de la noche a 11 de la mañana. También fue capaz de dormir 6 horas la noche de reyes.... Y entre media, entre chucherías, chocolatinas y mal comer, una gastroenteritis que nos izo correr hasta el hospital, pero que no fue más importante que dos días de diarreas y uno de vómitos.

Volviendo al tema de los juguetes, ha tenido muchos, y muchos siguen guardados para más adelante, pero el que le tiene fascinado y puede tenerlo horas jugando es el circuito y pàrquing BeepBeep de Imaginarium. (Si me seguís en IG ya habéis visto que subí una foto de las 11 de la noche jugando...). No sé que tiene pero se pasa un buen rato jugando, ya no solo con los coches de Imaginarium si no con cualquiera de los que llega a tener (y os aseguro que no son pocos). La única pega que tiene es que, si tenéis un hijo camicaze como el mío, el circuito lo puedes llegar a montar 8 veces en menos de una hora, pues las uniones son muy frágiles.

Otro juguete estrella es la Tortuga Planterio de Cloud B. Oye con lo que cuesta que Pol se quede quieto en la cama para dormir, des de que tenemos la tortuga se queda ensimismado y excepto un día, el resto en 20 minutos máximo está dormidito. Y le tiene fascinado, es entrar a la habitació y querer encenderla.

Todavía es pequeño para entender que es la Navidad, pero en casa todavía no hemos quitado los adornos y cada vez que ve el Caga Tió, me mira como diciendo, "si le doy con el bastón, ¿saldrán chocolatinas?" Eso si lo ha entendido. Lo que no tiene precio es ver su carita en la Cabalgata de Reyes y por la mañana siguiente al ver el árbol lleno de regalos. Estas han sido las segundas navidades con Pol, pero el año pasado era muy pequeño para poder disfrutarlas, este año que sí que lo ha hecho, han sido unas navidades geniales a su lado.

He de decir que yo este año no tenía ganas de Navidad, pero ver la ilusión y lo bien que se lo ha pasado en peque me hace sentir súper feliz. Las próximas Navidades serán más especiales pues ya estará Martina con nosotros y espero que sean las mejores de mi vida, pero para eso todavía falta casi un año.

Referente al segundo embarazo, todo sigue sin cambios, si no fuera por que, como no me pude hacer la curva del azúcar (vomité el líquido a los 20 minutos de tomármelo), me he pasado las fiestas con dieta y controles de glucemia y todavía seguimos. Espero que estos dos meses que quedan pasen pronto, porque si ya se hace pesado el final del embarazo, ¿¿¿¿¿os imagináis haciendo dieta, sin caprichos y SIN CHOCOLATE????!!!!

¿Alguna embarazada con diabetes gestacional o posible diabetes gestacional?¿Consejos?

La semana que viene tenemos visita con la gine, ya os contaré que tal está Martina y como seguimos con la dieta. Pol seguro que sigue tan payaso como siempre,

¡Feliz semana!